lunes, 3 de marzo de 2014

Avance de Wolverine #2



Que Lobezno era un personaje quemadísimo era algo que no se le escapaba a nadie, teniendo en cuenta las innumerables apariciones del personaje a lo largo y ancho de todo el Universo Marvel. Empezando por un primer número de un personaje ajeno incluso a los mutantes, hasta en el crossover más descabellado con unos jóvenes semi-desconocidos, sólo para aumentar el número de ventas.

El bueno de Logan siempre ha sido uno de los personajes más icónicos de la editorial junto con Spiderman, ya que los dos han compartido en el mismo destino en cuanto a esta continua sobreexplotación.  Cabe recordar que la adhesión de los dos personajes en los Nuevos Vengadores de Bendis se produjo a la par, dando buena muestra de la gran estima que tiene la Casa de las Ideas por estos dos personajes.

Pero claro, pese al indiscutible éxito de los dos personajes en taquilla los cómics que protagonizan tampoco es que hayan sido la repanocha de las ventas al otro lado del charco. Tal vez sea por ello que de vez en cuando en las altas esferas editoriales se les ocurre un gran movimiento que repercute de manera irremediable en la vida del protagonista y cambia por completo ante los atónitos lectores de toda la vida, o al menos desde antes que se establezcan los pertinentes cambios, y los que se unirán posteriormente gracias a la promoción de tal o cual cambio.

Hace un año una artimaña similar se utilizó con Spiderman, que pasó a convertirse en una oscura versión del personaje ya que Peter Parker había muerto en su último enfrentamiento contra el Dr. Octupus, que de esta manera se revelaba como una gran némesis a la par que conseguía acabar con el superhéroe dando lugar a una nueva versión del Trepamuros que ha causado bastante polémica, pero que en su camino ha alegrado y amenizado bastante la lectura del personaje desde que se hicieron los cambios.

Ante la pérdida de popularidad del personaje de Lobezno, tal vez decidieran desposeer al personaje de su factor de curación para intentar llamar la atención de los lectores que siempre han menospreciado a Logan al ser un ser virtualmente imposible de matar.

Y es el escritor inglés Paul Cornell quien se encarga de llevar a Logan por una nueva senda que traerá de cabeza al veterano lector, mientras que nos va ofreciendo una historia que tiene mucha tela que cortar y que no dejará indiferente a nadie, al contrario que su etapa precedente dónde las soporíferas aventuras que planteó el autor dieron pie a la cancelación y posterior reestreno de la serie junto con Ryan Stegman, el dibujante que se encargó de ofrecer una nueva revisión más oscura y acorde con los tiempos actuales de Spiderman, quien vuelve a cruzarse en el camino del dibujante para traer de cabeza al mutante de las tres garras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada