viernes, 2 de mayo de 2014

Avance del Wolverine #5



Cuando Paul Cornell planteó la idea de un Lobezno sin poderes, no éramos pocos los que pensamos que la idea no daría de sí mucho más allá que unos pocos meses. Pero nada más lejos de la realidad, ya que al fin y al cabo ha sido el motor que ha movido la etapa del británico guionista a lo largo de los dos volúmenes que han aparecido hasta el momento.

El primer volumen sirvió para desposeer al personaje de sus poderes de curación, para en su segundo dar un nuevo giro al presentarnos al personaje utilizando una nueva metódica en sus quehaceres.

La cuestión es que la editorial para vender el segundo volumen ya empezó a soltar los primeros rumores/spoilers sobre la intencionalidad de llevar a la tumba al personaje… Todo se confirmó con el anunció de una cuenta atrás que llevaría un título bastante explicíto que no daría pie a ningún tipo de especulación. “La muerte de Lobezno” era un hecho.

Pero apenas hace una semana se anunció una miniserie de cuatro entregas semanales dónde Charles Soule y Steve McNiven finiquitaran la etapa del mutante de las garras, quedando excluido el título principal comandado por Cornell que era donde supuestamente debería haber ocurrido la pretenciosa muerte del personaje. Ya que al fin y al cabo la premisa la vendieron de esta manera, aunque la carga dramática la perdieron en el camino…

Hay que tener en cuenta que el personaje ya ha viajado al infierno y al cielo.

Eso sí, ahora habrá que esperar a que anuncien su inminente regreso so que probablemente coincida con la muerte de un nuevo icono del que no anunciarán su muerte, ¿o por qué no?

La gran cuestión que nos queda es: ¿sustituirán a Lobezno por otro personaje? ¿Volverán Daken Akihiro a calzarse el traje de su padre pese a lo llovido entre ellos?
Así pues, tenemos una colección regular que sólo sirve para ir rellenando huecos hasta que llegue el próximo mes de septiembre. Ya en su primera etapa no estuvo demasiado atinado Cornell y no parece que en esta segunda vaya a mejorar lo presente. ¿Qué opináis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada