viernes, 13 de mayo de 2011

Los New X-Men de Morrison (4ª Parte)

New X-Men #128- 133
"Gira Mundial"
Guión: Grant Morrison
Dibujo: Igor Kordey (#128 al 130), John Paul Leon (#131), Phil Jimenez (#132) y Ethan Van Sciver (#133)

El segundo año de Morrison al frente de la colección proseguía sin perder ni un ápice del buen hacer que nos había mostrado en su primera etapa al frente de la serie. Durante el primer año vimos como la Patrulla-X se quedaba en la Mansión esperando el inminente ataque de Cassandra Nova y una derrota espiritual al haber sido engañados delante de sus propias narices, en el segundo recupera la figura de Charles Xavier y junto con Jean Grey deciden irse de gira mundial, recuperando la tradición que más aportó en la etapa de Claremont, dónde los mutantes visitaban cada recóndito rincón del mundo poblado en la búsqueda de amenazas o mutantes que necesitaban ayuda. Con los nuevos conceptos sobre la permanencia de los mutantes en el futuro, dónde los humanos o los homo sapiens iban a extinguirse, sólo quedaba ir sembrando el terreno para lo que se avecinaba en el mañana.

El primer arco de esta saga lo componen los tres primeros números (#128-130) dibujados por Igor Kordey, todo un suplicio pero que también supone su marcha a otros pastos más verdes ya que de aquí saltaría a X-Treme X-Men dónde el dibujante pasó a otro nivel. En cualquier caso, la saga se cimenta básicamente en el pasado de Lobezno al descubrirnos el renacimiento del Programa Arma Plus y una nueva prole de soldados mutantes modificados con un solo propósito, erradicar a los mutantes de la faz de la Tierra. A través de Fantomex, la misteriosa creación que aporta Morrison para esta saga se no van descubriendo pequeños aspectos que nos habían pasado desapercibidos como la 'X' del programa que creó Lobezno al que convierte en el 'Arma 10'.

La incorporación de la Corporación-X como embajadas internacionales para los mutantes se presenta de una manera natural y acorde con lo que vimos en la presentación de este tipo de sucursales en la injustamente olvidada etapa de Joe Casey al frente de 'Uncanny X-Men', la presentación de 'Arma XII', las proféticas conversaciones entre Charles y el Fénix que ha vuelto a poseer a Jean o la recuperación de viejos personajes que habían desaparecido del entorno mutante son algunos de los elementos que hacen que la progresiva etapa del escocés no pierda en ningún momento el interés que despertó en sus primeros números. Por otro lado, a parte de la adquisición de Fantomex, también se riega la semilla que nos planteó el guionista respecto al triángulo formado por Jean-Scott-Emma y está vez es mucho más explicito.

Tras la saga de despedida de Kordey, Morrison nos brindó números unitarios con el nexo en común de la expansión mutante a escala global. El primer de ellos es un epílogo de la saga en cuestión, dónde asistimos al funeral de Estrella Rota, asesinada por Fantomex ante la amenaza de Arma XII y ahondar mucho más en el rollito psíquico que se traen Emma y Scott mientras que Jean está ausente junto con el Profesor. Jean Paul Leon es el encargado del dibujo y es una elección excelente al presentarnos las imágenes onirícas del viaje psíquico que hacen Emma y Scott, que se compaginan con la elegía en el cementerio por Estrella Rota.

El número #132 conmemora a modo de homenaje la muerte del enemigo por antanomasia de la Patrulla-X, hablamos de Magneto, ya que una de las escalas en el viaje del Profesor y Jean es Genosha o lo que queda de ella tras el ataque de los Centinelas que en este número se convertirán en un monumento al villano gracias a una enloquecida Polaris que se había perdido y Morrison la recupera de su letargo, para posteriormente dejarla en manos de Chuck Austen y sus guiones en Uncanny X-Men. Un número con una carga emocional bastante importante y un discurso dónde deja claro que Magneto ha pasado a mejor vida... Por si a alguien aún le cabía algún tipo de dudas, aunque en el número en cuestión digan que siempre vuelve.

El tercer número unitario, el #133, cierra el ciclo iniciado en esta saga y volvemos a reencontrarnos con Fantomex dónde el guionista planta la semilla para una de sus futuras sagas junto con Lobezno. Además de presentarnos a nueva adquisición para el grupo de nuevos mutantes, una chica afgana con el poder de controlar y convertirse en arena. Adquisición que a día de hoy aún sigue en las filas de la Patrulla-X. Por otro lado cierra el argumento pendiente con respecto al ataque al Imperio Shi'ar con una Lilandra desbocada al intentar matar a su ex-consorte.

Seis números que siguen la estela que ha marcado Morrison desde que entró en la colección, nuevas ideas y conceptos que definieron a la perfección el gran macro arco argumental que estaba cocinando a fuego lento, sin prisas, pero sin pausas.

1. Fantomex y Arma XII
A lo largo de los años el misterioso pasado de Lobezno siempre había sido un enigma, con 'Lobezno: Origen' en el mercado ya no era así, por lo que Morrison se las apañó para resucitar el concepto de 'Arma X' y pasarlo a un nuevo nivel con 'Arma Plus'. Cuando creíamos que la 'X' del proyecto que creó Lobezno era simplemente una letra, se descubre que se trata del décimo intento por convertir a mutantes en máquinas súper centinelas para matar a otros mutantes. Una genialidad, que poco ha sido explorado desde la marcha del escocés del título, aunque Aaron ha recuperado muchos de los conceptos en su actual etapa al frente de la colección del canadiense.
2. Scott y Emma jugando con fuego
Durante el primer año de la serie, el escocés rompió moldes al introducir a Emma Frost al equipo y mientras que la intachable moralidad del líder del grupo se ponía en duda, aprovechó para que el distanciamiento entre Scott y Jean fuera mayor, añadiendo a la ecuación a la rubia reina del hielo, aportando un refrescante triángulo amoroso que a día de hoy ya se ha resuelto pero la tensión se podía notar en cada momento.

3. La Fuerza Féniz

Morrison no deja nada al azar y buena muestra de ello es la conversación que mantiene el Fénix con Charles Xavier dónde se nos muestra un distópico futuro que el escocés recuperará en futuras entregas.

4. Arena
Sooraya se une a las nuevas adquisiciones mutantes como lo hicieron Angela Salvadore, el Pico, las Cuclillas de Stepford, Xorn... Como en la vieja tradición de aportar al grupo personajes no americanos, Morrison nos presenta a una chica afgana poniendo en relieve todos los problemas que se ocasionaron en una oscura época tras los atentados del 11-S.

5. Adiós a los Shi'ar

Desde las cenizas del Imperio, Llilandra vuelve a reaparecer tras la saga Imperial con intenciones de matar a su querido Charles Xavier al pensar que aún estaba bajo el control de Cassandra Nova la causante de la destrucción de la mayor parte del imperio Shi'ar. Un emotivo número dónde se rompe el matrimonio entre Charles y Lilandra, dejando fuera de la ecuación a los Shi'ar por un tiempo. Algo que recuperaría tiempo después Brubaker en su etapa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada