lunes, 14 de abril de 2014

Portadas alternativas de Cyclops #1



Resulta curiosa la forma de expansión que han encontrado los editores mutantes a la hora de sacar al mercado series unitarias de personajes que nunca habían optado por gozar un puesto de privilegio a la hora de protagonizar una serie en solitario por ellos mismos.

Es el caso de la reciente Magneto, surgida directamente de las páginas de la Imposible Patrulla-X de Bendis, dónde el guionista situó a Erik en una posición envidiable para que cualquiera lo utilizara a su conveniencia y más teniendo en cuenta que dentro de un mes tendremos en danza X-Men: Días del Futuro Pasado y Magneto ganó bastantes adeptos en su primera entrega, por lo que la suma estaba clara.

Rondador Nocturno también ha sido uno de los pocos previlejados en poder gozar de un nuevo volumen en solitario, con Chris Claremont como cabeza de cartel. El Patriarca Mutante y el elfo más querido por todos vuelven por la puerta grande para recordar a los lectores viejunos que la editorial aún se acuerda de ellos.

Y por último, tenemos un nuevo y controvertido spin-off donde los haya. La nueva serie regular de Cíclope surgida directamente como spin-off de la Nueva Patrulla-X, dónde tendremos al joven Scott Summers dándose un tiempo de relax en las estrellas junto con un recién recuperado Corsario y su equipo de Saqueadores Estelares.

Es de esta forma en la que Marvel apuesta por un personaje que nunca antes había podido optar por una serie regular, por su carente interés, pero que sin embargo en los últimos años ha gozado de un destacado papel dentro de las filas de la Patrulla-X convirtiéndolo en uno de los imprescindibles, algo que hace unos cuantos años mucha gente pondría en duda.

Además de un movimiento bastante arriesgado, es el de darle el protagonismo a su joven versión, ahora atrapada en esta línea temporal, sumado a que las aventuras que vivirá Scott junto con su padre los llevará por el ambiente más cósmico de la editorial. Recordándonos a todos, que los mutantes fueron pioneros en el trazo del terreno de un indómito paraje como el espacio marveloso. ¿Nadie se acuerda de los Shi’ar?  

Tras los eventos acaecidos en el último crossover que reunió a la Nueva Patrulla-X y los Guardianes de la Galaxia, Cíclope decide entablar lazos con su padre recién devuelto de entre los muertos gracias y obra gracia a Bendis y pasarse un tiempo en las estrellas alejados de sus compañeros viajeros temporales para hacer frente a las injusticias y problemas a los que se enfrentan los Saqueadores Estelares cómo en los tiempos más clásicos en los que el grupo fue presentado en las páginas de la Patrulla-X de Chris Claremont.

Ya veremos cómo se desarrolla y si Greg Rucka es capaz de hacer que la serie se mantenga más allá del previsible primer año que durará este extraño experimento. Aunque a lo mejor nos tenemos que tragar nuestras propias palabras y contemplamos una serie con visos a permanecer más tiempo en las estanterías de lo que nos pensamos.

Y es que la expansión de la Franquicia Mutante es una buena muestra del carácter experimental que ha llegado a plantear desde las altas esferas de la editorial. Un muy buen aporte para ir desentrañando el Universo Marvel desde distintas vías y géneros a través de personajes de segunda o tercera fila que pueden llegar a brillar con gran fuerza si se les permite encender esa mecha que en ocasiones se echa en falta en este tipo de productos. 

Os dejamos las portadas alternativas con las que acompañará el primer número, una nueva forma de recordarnos la época dorada del cómic americano...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada