lunes, 7 de abril de 2014

Novedades Panini Abril 2014


 
Abril marca el inicio de la llegada del buen tiempo y la inexorable cuenta atrás de uno de los festivales dedicados al noveno arte más importante, por lo que el volumen de novedades crece de manera considerable. Algo que no es excepcional en Panini y más teniendo en cuenta que el mes que viene tendremos una nueva película dedicada a la Patrulla-X en la gran pantalla, así que hay que aprovechar el momento y parece que en abril llueven mutantes a mil, reconociéndose como una antesala a lo que nos llegará cuando se produzca el estreno, por supuesto.

Para empezar tenemos un nuevo episodio de la épica historia que anda construyendo Rick Remender en sus Imposibles Vengadores, en esta ocasión con un pletórico Steve McNiven que vuelve a recuperar el pulso que muchos consideran que perdió durante ‘Civil War’, demostrando que pese a lo alargado de la saga, la colección es una de las imprescindibles mes a mes, precisamente por lo autocontenida de la misma. Y es que pocas son las excusas que uno puede inventarse para no comprarse ésta colección en concreto. Si eres fan de los Héroes más Poderosos de la Tierra, ya tienes un punto a favor y más si lo eres de la Patrulla-X y la mejor época que vivió en la historia, ya que Remender emula a Claremont con su característica prosa, eso sí, tomando las reticentes diferencieas entre los dos autores ya que el último anda algo más prosaico, mientras que los textos de ayuda del guionista de la colección se muestran mucho más ingeniosos y ágiles. No hay excusas.

La parcela mutante de Bendis sigue explorando las inmediatas consecuencias del crossover de “La Batalla del Átomo” y mientras en la Imposible Patrulla-X tendremos un episodio dedicado única y exclusivamente a Magneto, cuyo papel ha quedado redefinido en las últimas historias de la colección, tomará un nuevo rumbo a la esperar por ver si Panini publica, o no, la colección regular del personaje que nace bajo este episodio que serviría de prólogo. Y en la Nueva Patrulla-X concluye el primer arco que nos trae de vuelta a X-23 con los Purificadores como antagonistas, a la par que inicia un crossover con su otra colección Guardianes de la Galaxia, con dos episodios de una saga de seis que cómo siempre promete remover los cimientos de la Franquicia Mutante, o al menos, en lo que se refiere al quinteto original arrancado del tiempo.
 
En la parcela de Aaron nos encontramos con dos episodios, por un lado Lobezno y la Patrulla-X a la que le quedan dos suspiros antes de verse relanzada. Por lo que el sabor meloso con el que impregna el guionista a sus últimos momentos con los mutantes saben mejor que nunca. Y si pensabámos que el autor iba a permanecer un tiempo más, tenemos que su papel en la Asombrosa Patrulla-X sí que se convierte en la definitiva despedida del guionista con una historia que le están lloviendo más de una crítica negativa, pero vista en perspectiva probablemente gane mucho más de lo que pensamos.
 
Brian Wood sigue a lo suyo, y con lo que le dejan hacer, presentando una nueva revisión de la Hermandad de Mutantes Diabólicas, que ya nos presentó Matt Fraction en su día, convirtiéndolas en las antagonistas por antonomasia de un equipo protagonizado por la mayor plana femenina de la Patrulla-X.

Mientras que en la colección regular de Salvaje Lobezno, Cornell y Davis cierran el primer año de la colección regular con un importante evento que promete desastabilizar la vida del personaje cómo nunca antes nadie lo había hechoj. Y otro británica, Kieron Gillen, nos sigue descubriendo junto con Adam Kubert el segundo capítulo del origen secreto de Logan incluyendo al bol de la ensalada la primera presentación oficial de Dientes de Sable y ya puestos a Siniestro.
Pasando a tomos… tenemos el segundo de la colección V+X dónde a modo de antologías de doce páginas, seremos testigos de lo mejor que pueden ofrecer los dos bandos de la ecuación, Vengadores y la Patrulla-X, a través de la unión de los más insospechados miembros de cada formación.
 
X-Factor cierra sus puertas con el último tomo de la colección, a la espera de ver si la editorial seguirá las andanzas que nos proponga Peter David en el nuevo volumen que surgió a raíz del enésimo relanzamiento editorial y que en parte ha ayudado a que la cabecera siga existiendo entre la marabunta de cómics. Así que ha llegado la hora de valorar en su conjunto toda la etapa que probablemente deje a mucha gente sin tela que cortar, porque la hay.
 
Aprovechando el estreno de X-Men: Días del Futuro Pasado, tal vez motivados por lo autocontenido de la etapa y la fuerza de la ‘X’, Panini edita en un único tomo el relanzamiento de X-Force que trajo consigo a Peter Milligan y Mike Allred, quienes convirtieron la colección en un producto de culto sólo para recatados gustos, capaces de reírse cómo nunca de un género tan afianzado como el superheróico y el de los mutantes.

Y para acabar en la línea Ultimate, tenemos que en el Coleccionable tendremos una reedición de Ultimate X de Jeph Loeb y Arthur Adams, cuyos retrasos en Estados Unidos hicieron inviable el lanzamiento de una serie regular de X-Men que nació justo para ver finalizado su recorrido en el número de este mes de Ultimate Marvel, donde Brian Wood empieza a cerrar flecos de todas las tramas que ha ido plantando ante la inminente reestructuración de la línea definitiva.
Nos dejamos otros títulos dónde aparecen mutantes como Nuevos Vengadores, Vengadores Mundiales o Jóvenes Vengadores… pero ahí tenemos la constante común de todas ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada