lunes, 10 de febrero de 2014

¿Qué ocurrirá con X-Men Legacy?

Esta misma semana se pone a la venta el último número de la actual etapa de X-Men Legacy, con Simon Spurrier experimentando al máximo con los preceptos bajo los que Mike Carey estableció los pilares básicos de la colección, una vez naciera bajo el amparo del final del crossover 'Complejo de Mesías'.
La serie heredaría de buenas a primeras la numeración de los X-Men lanzados hacia más de una década atrás por Chris Claremont y Jim Lee, en plena era dorada de los mutantes, dónde la expansión de la franquicia llegaría a límites insospechados.

Empezando en el número #208, la serie giraría entorno a unos pocos personajes elegidos a los que Carey ya había tratado con anterioridad en su etapa al frente de X-Men. Es por ello que de buenas a primeras la serie no fuera concebida como un nuevo spin-off sinó más bien una prolongación del trabajo que andaba haciendo el guionista inglés desde que llegara a los mutantes, y así se ha ido corroborando a lo largo de la etapa dónde recuperó en varias ocasiones argumentos pendientes de los primeros arcos argumentales de su etapa.
La introspección con la que se trataría el camino iniciado de redención iniciado por Xavier, o bien el reencuentro de Pícara consigo mismo o la posterior inclusión de Legión cómo un nuevo pilar del 'legado' que representa el conmemorar a Xavier.

Christos Gage se ocuparía de una corta estancia que intentaría eregirse cómo una digna sucesora de la etapa precedente.

El corte de Marvel Now! hizo que la serie volvivera a girar por los derroteros con los que se dieron en su inicio, pero esta vez empezando desde un primer número y con David Haller, el esquizofrénico hijo de Xavier, cómo único protagonista. La propuesta de Simon Spurrier sin duda alguna no ha dejado a nadie indiferente y ha conseguido mantenerse a salvo hasta ahora...

En su número #24 la serie se despedirá por la puerta de atrás, no sin antes permitirse un auto-homenaje el próximo mes dónde Mike Carey, Gage y el propio Spurrier celebrarán el número #300 de la serie por todo lo alto, al confluir todos los argumentos de la serie en este número especial.

Los planes iniciales de Marvel Comics pasaban a relanzar la cabecera con un nuevo número uno con Rondador Noctuno cómo protagonista y Chris Claremont regresando al procesador (¿máquina de escribir?) de textos, pero finalmente se optó por lanzar la cabecera directamente con el nombre del personaje ya que consideran que ya es reclamo suficiente.

Así que la gran duda es, ¿qué ocurrirá con X-Men Legado? ¿Se llegarán a cumplir los rumores qué apuntaban que iba a pasar a ser escrita y dibujada íntegramente por Skottie Young? ¿Quedará relegada al olvido y dentro de unos años será explotada para renovar las licencias del nombre, de igual modo que ocurriese con X-Treme X-Men hace unos meses?

En vistas al escaso atractivo comercial del producto, parece que aquí en España no podremos disfrutar de la serie ya que Panini parece no haber optado por apostar por una partida que podría ser o no ser bien recibida, algo que no sabremos a no ser que se replanteen editarla de golpe a porrazo recopilada en un Omnibus con los veinticinco episodios del último álito de una serie nacida para dar cobijo a aquellos personajes que no pudieran llegar a soportar un título con su propio nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada